Archivo de la etiqueta: Voluntariado familiar

Voluntariado familiar

El voluntariado familiar es un plan solidario que consiste en dedicar la mañana de dos sábados al trimestre (de 10:30h a 13:30h) para hacer en familia salidas solidarias de carácter lúdico con niños con discapacidad. En total en el curso se hacen 5 salidas, nunca puente ni vacación.Estos niños (de edades entre 3 y 12 años) tienen discapacidades psíquicas y a veces también físicas, y sus familias no disponen ni de recursos ni de tiempo de ocio que puedan dedicar.

En casi todos los casos sus salidas se reducen a ir “de casa al colegio”. Cada familia voluntaria, los sábados elegidos por ella, se le asigna un niño al que recogen en su casa y lo llevan a la actividad preparada por la ONG para ese día, junto con todo el grupo de familias del colegio donde comparten y disfrutan de un rato de ocio: un museo, un parque, una ludoteca, un taller de magia, etc.

Transcribimos dos testimonios de familias voluntarias:

Familia García Sanz

“El voluntariado familiar ha entrado en nuestra familia como una novedad, una novedad que nos aporta a nosotros y sobre todo a nuestros hijos el saber que existen niños con dificultades, con una suerte distinta a la nuestra.

Rápidamente cogimos cariño a Óscar,un niño de 12 años con autismo. Ha sido nuestra primera experiencia y animamos a todas las familias a este voluntariado familiar que tan bien organiza la Fundación Desarrollo y Asistencia. Es muy bonito iniciar a nuestros hijos en el servicio a los demás.

Desde ese día, Óscar y su familia ha entrado en nuestra vida en nuestras oraciones y cada día nuestros hijos piden por él en su oración de la mañana.

Muchas gracias por todo”.

Ángel y Cristina

 

Familia Lago Pavía

“El voluntariado familiar que hacemos con el Colegio es una grandísima experiencia para nuestros hijos y, especialmente, para nosotros. La realidad de niños como Alfonso y la situación que afrontan sus familias “despiertan nuestra conciencia” —como nos ha exhortado el Papa en este año de la Misericordia—, generando un sentimiento de ayuda y solidaridad hacia el prójimo que en la familia nos es de grandísima ayuda.

Es impactante la alegría de los niños, aun cuando como Alfonso, sufren autismo, y cómo los “pequeños” voluntarios de nuestras familias acompañan, juegan y ayudan a Alfonso y sus amigos con gran naturalidad y cariño”.

Anuncios