Archivo de la etiqueta: Vallecas

Catequesis en Vallecas

No pensé, ya entrado 2º de Bachillerato, que pudiera sacar tiempo para dar catequesis.

Llegó cierta plática en la que don Juan Jolín, el capellán de nuestro curso, nos “lanzó el guante”. Nos dijo que había un cura (don Pedro Pablo, antiguo alumno de Retamar, de la promoción del 98), en una parroquia muy, muy pequeña, de Vallecas, que estaba entregando su vida para los demás, y necesitaba nuestra ayuda, al menos para dar catequesis. Casi sin pensarlo me convencí de que iría, y sacaría el tiempo de donde fuese.

Tras una larga semana estuve buscando a don Juan, pero no le encontraba. Al fin conseguimos vernos y entre semana y semana fuimos concretando. Al principio me costó convencer a gente para que se viniera (ellos lo pensaron más que yo, y al decirme sus razones hasta me hicieron dudar, pero ya estaba comprometido), y aún me cuesta: de hecho sólo somos dos catequistas “en plantilla” y uno posible…

Cuando nos ofrecimos Ricardo Castaños-Mollor y yo, don Juan, preocupándose por nosotros, nos dijo que sería mejor ir a ayudar eventualmente, pero que de todas maneras iríamos a ver la parroquia con don Pablo Méndez, que se ofreció a llevarnos y traernos de vuelta cada día de catequesis, lo que sin duda es indispensable, ya que en transporte público se tarda bastante más.

Y entonces fuimos los cuatro a la parroquia. Esta parroquia es en tamaño la más pequeña de Madrid. La iglesia es el bajo de un edificio, y apenas con veinte personas se llena hasta los topes. Cuando llegamos, hacía poco que se había reformado. Estuvimos hablando con don Pedro Pablo, quien nos explicó el funcionamiento de la parroquia.

A la vuelta nos decidimos ya a ir los miércoles que pudiéramos, por suerte la mayoría.

Dije al principio que no pensé que daría catequesis en este curso. Esto es porque la carga de trabajo en Bachillerato apenas nos da un respiro. Pero gracias a que don Pablo nos lleva, podemos estudiar o hacer los deberes en la biblioteca desde que terminamos de comer hasta que salimos, a las cinco. Si nos sobra tiempo preparamos la catequesis en la biblioteca, si no, en el coche, de camino.

Los niños a los que damos catequesis de Confirmación suelen ser 7 (digo suelen, porque a veces viene solo uno y lo unimos al otro grupo, que da don Pedro Pablo, y a veces todos) y rondan los 9 ó 10 años. Lo que más me impresiona de ellos es su gran entusiasmo porla catequesis.

Sinceramente, me alegra mucho que podamos ir a enseñarles, y que pueda compaginarlo con mis estudios. Con toda seguridad, esto no hubiera sido posible sin la ayuda de don Juan y don Pablo.

Jorge Menéndez-Pidal de la Barreda

Anuncios